Añade el Networking a tu Lista de Acciones Claves


Hay una frase que reza algo asi como…las personas hacen negocios cuando te conocen y sienten que pueden confiar en ti…es decir, los negocios sostenibles en el tiempo se sostienen y se basan en establecer relaciones de confianza.

Ya no basta con tener un buen producto o servicio.; ahora además de poner el foco en el cliente (de verdad), es necesario crearnos una red de apoyo y de contactos que nos ayuden a avanzar más rápido compartiendo apoyos y colaboraciones. Y para ello nada mejor que aprender a ser un buen networker (hacedor de redes).

¿Qué es un networker?

Un networker es, ante todo, una persona que crea conexiones, ya sea a nivel de negocio y/o a nivel personal.

Un networker tiene su foco en construir relaciones con otras personas  y ayudarles a tener éxito, al mismo tiempo que el networker aprovecha la red creada para apoyarse en ella y que su propio negocio tenga éxito también. Es un planteamiento, en su origen, de beneficio mutuo. 

Esta es la definición real de networker, pero no es la más común, ni tampoco es lo que actualmente nos viene a la mente cuando pensamos en «networking»

¿Qué es el networking?

Para los emprendedores y los dueños de pequeños negocios desarrollar una red de contactos es muy importante para su éxito, dado que esa red nos ofrece la posibilidad de tener contacto con otras perspectivas empresariales, y de buscar profesionales y/o asesoramientos que nuestro negocio pueda necesitar entre personas de confianza de nuestra red.  A esto nos referimos cuando hablamos de networking.

¿Cómo crear esa red de contactos?

Hoy en día las posibilidades se multiplican exponencialmente porque además de los eventos presenciales, tenemos a nuestra disposición Internet con todo lo que esto significa. El mundo de los eventos virtuales y las redes sociales abre mucho espacio a la conectividad.

El objetivo del networking es que establezcas una red de contactos y te rodees de las personas adecuadas, que te ayuden a alcanzar tus metas profesionales y puedan crear un impacto positivo en tu proyecto emprendedor. El networking nunca termina o se limita a un sólo evento: debes ser proactivo, mantener las relaciones de confianza y estar dispuesto a ayudar a otros para que todo ello termine revirtiendo también en tu beneficio.

Un primer paso sencillo es hacer uso de las redes sociales profesionales (LinkedIn, Facebook, Twitter, Instagram, etc…) pero de la manera mas adecuada y correcta para lograr tus objetivos.

Que elijas una u otra dependerá mucho de cual sea tu publico objetivo y en qué red se encuentra mayoritariamente. No se trata de estar presente en todas las redes, sino en aquella que te da le máximo rendimiento de acuerdo a tu producto o servicio, y en consecuencia, de acuerdo a tu cliente objetivo.

Y tampoco comentas el error de empezar a buscar y añadir personas a lo loco y en plan masivo…¡Eso no te va a funcionar!… (tampoco ha funcionado nunca en el mundo físico, ¿cierto?). Amplía tu red de forma gradual añadiendo contactos específicos y cuidadosamente estudiados.  No mandes mensajes genéricos que llegan a cientos de personas y céntrate en conectar con ellos de manera más personal, tal y como lo harías en la vida real, co una conversación personalizada con cada una de esas personas.

Sea cual sea tu actividad de negocio, no olvides medir el resultado de tus acciones de networking en base al tiempo que le dedicas y el resultado que obtienes.. Si una estrategia no está funcionando, revísala y adopta un Plan B…no sigas con la misma más veces.

Una vez tengas en marcha ese contacto «virtual», si la relación avanza, no te acomodes en el modo «on line»… una llamada de teléfono o una reunión personal van a contribuir a afianzar la relación y hacerla mas humana.

Crea tus propios grupos de contactos

Según David Olivares, para algunos  emprendedores o empresarios puede resultar más complejo encontrar grupos relevantes para su actividad. Si este es tu caso, una opción válida será crear tu propio grupo de contactos. .

Puedes crear esos grupos en plataformas tales como LinkedIn, Facebook, We Chat (China), Meetup o Evenbrite (donde puedes encontrar eventos o grupos profesionales afines a tus intereses)  etc…

Si te conviertes en el administrador de un grupo que tiene como meta tu beneficio y el de las personas que colaboren contigo, necesitarás prestar atención a sus integrantes. Escuchar lo que demandan y añadiendo valor para que sigan involucrados.

¡Ahh! un detalle importante… en estos casos no es tanto la cantidad como la calidad. Si logras tener un grupo mas pequeño pero muy específico para tus intereses, será mucho mas beneficioso para ti que gestionar un grupo muy grande.

Ten en cuenta que la clave para mantener relaciones sólidas de apoyo mutuo es que ambas partes perciban valor; de lo contrario una de las partes dejará de estar interesada. Y es responsabilidad de ambas partes que eso suceda (nunca es unilateral).

En resumen

Cómo ves crear una red de contactos sólida y funcional no es tan fácil. Como todo, requiere de ti una estrategia y un plan de acción definido y un seguimiento constante de los resultados que vas logrando para mejorar. ¿La buena noticia?… Se aprende y se mejora con la práctica. ¡Sólo necesitas tomar la decisión! ¿Te animas?…

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *